Principales Síntomas de Embarazo

María Fernandez
María Fernandez

Los primeros signos de embarazo pueden aparecer en las primeras semanas. Aún antes de que se haya confirmado el embarazo mediante algunas de las pruebas disponibles, o por métodos clínicos, incluso antes de que falte la primera menstruación, es posible sospechar la condición al aparecer algunos de los síntomas conocidos. Algunos de ellos caen en la categoría de los clásicos. Estos son:

Náuseas, acompañadas o no de vómitos.

Aunque son más frecuentes en las mañanas, pueden aparecer en cualquier momento del día apenas tres semanas después de la concepción. Aparentemente están asociadas al rápido incremento de los niveles de estrógeno y progesterona que trae consigo que el estómago tarde más tiempo en vaciarse. Como las mujeres embarazadas tienen una agudización del sentido del olfato, varios olores provenientes de alimentos, perfumes, ambiente, etc., pueden causar oleadas de náuseas desde los inicios del embarazo. Para disminuir la incidencia de los vómitos se recomienda evitar comer mucho de una vez, siendo preferible varias raciones pequeñas al día, consumir cereales secos o galletas en el desayuno, evitar las comidas grasosas, fritas o muy condimentadas, y tomar líquidos fríos entre comidas, y no durante ellas.

Aumento del tamaño y la sensibilidad de los pechos.

Este puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo debido al efecto del estrógeno y la progesterona. Se crean nuevos conductos para la leche, la aureola se vuelve más oscura con la aparición de pequeños nódulos llamados Tubérculos de Montgomery, y se tiene la sensación de que los pechos están llenos o más pesados. Es conveniente mantenerlos hidratados para evitar las estrías que pueden aparecer en el tejido debido al aumento de tamaño.

Cansancio o fatiga.

El aumento de los niveles de la hormona progesterona puede causar sueño. Al mismo tiempo, bajan los niveles de azúcar en sangre, la presión sanguínea, y aumenta el pulso de 10 a 15 latidos por minuto para incrementar el flujo de sangre.

Antojos o aversión a algunos alimentos.

La mujer embarazada se sorprende, a menudo, rechazando ciertos alimentos, que antes prefería, solo por el olor como pueden ser las frituras o el café. Y, de igual forma, puede tener antojos de alimentos específicos que antes le eran indiferentes. Esto suele suceder con más frecuencia durante los primeros meses.

Otros Síntomas Menos Conocidos

Hay otros síntomas de embarazos que son menos conocidos o que no tienen una asociación evidente con el mismo. Estos son:

Estreñimiento.

Es aconsejable contrarrestar este efecto de las hormonas en el sistema digestivo mediante el consumo de alimentos ricos en fibras, como los cereales integrales, las frutas y verduras, así como tomar mucho líquido y hacer ejercicios o caminatas moderadas.

Sangrado ligero o cólicos abdominales.

A veces aparecen pequeñas manchas o sangrado vaginal de 10 a 14 días después de la fertilización del óvulo, precisamente cuando este se está adhiriendo al revestimiento del útero. Este sangrado es, en general, más desigual y ligero que el de la menstruación, aparece antes de que corresponda el período y dura menos. Algunas mujeres también sufren dolores abdominales, similares a los de la menstruación, durante los primeros tiempos del embarazo.

Cambios de humor.

El flujo de las hormonas en el cuerpo de la mujer durante el embarazo puede provocarle estados emocionales inusuales y hasta deseos de llorar, así como frecuentes cambios de humor, los cuales ocurren con más frecuencia en los primeros meses del embarazo.

Mareos y vértigos.

A medida que los vasos sanguíneos se dilatan y disminuye la presión arterial, se pueden sentir mareos o vértigos que, aunque son más frecuentes en las mañanas, pueden aparecer en cualquier momento. También pueden, incluso, producirse desmayos asociados a los bajos niveles de glucosa en sangre asociados al embarazo.

Otros síntomas de embarazo que pueden ser más o menos evidentes son los frecuentes deseos de orinar debido al aumento de tamaño del útero presionando la vejiga, acidez gástrica, aumento de la salivación (puede aliviar con un trozo de hielo en la boca).

Los síntomas descritos aquí no son únicos del embarazo. Algunos de ellos pueden ser indicios de enfermedad, o aparecer en los días previos a la menstruación. Del mismo modo, se puede estar embarazada sin experimentar ninguno de estos síntomas.

Aun así, si ha faltado el período y se presenta uno o algunos de los síntomas anteriores, lo más apropiado es hacer una prueba casera de embarazo y, en caso positivo, acudir a una consulta de embarazo para comenzar lo más pronto posible con los cuidados prenatales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *