Realizar la carga de gas del aire acondicionado en estado líquido ¿Por qué?

María Fernandez
María Fernandez

Quizás hayas oído hablar de esto, y de seguro te haces la misma pregunta, suena raro, ya que es un gas debería salir en estado gaseoso ¿verdad? Pues esto no es así, aunque si es posible, y todo depende del tipo de gas que uses para cargar tu aire acondicionado, no todos los gases son iguales, algunos son puros y otros compuestos y gracias a estas características algunos deben de cargarse de diferentes formas con respecto a otros, algunos se cargan en estado líquido, pero otros en estado gaseoso, aquí te decimos por qué ocurre esto y como es el proceso.

Gases puros y mezclas

Primero que todo hay que tener claro que los gases usados como refrigerante para los aires acondicionados se dividen en dos ramas, aquellos que están compuestos por un gas puro, y aquellos otros que se componen por una mezcla de gases, estos puedes ser o no azeotrópicos.

Gases puros

Los gases que son considerados puros son todos aquellos que se componen por un solo tipo de elemento, es decir, una sola molécula, por lo tanto, todo el contenido de un contenedor de gas será completamente igual. Los gases puros que podemos usar como refrigerante para nuestro aire acondicionado son:

  • R22
  • R134a
  • R12

Como antes dije es un gas que cuenta con una sola molécula, al ser una composición tan básica no presenta los problemas que tienen otros gases a la hora de la carga y de la fuga en el circuito.

Gases mezcla

Estos, como su nombre lo indica son un compuesto de varios gases mezclados entre sí, para ser exactos están compuestos por una mezcla de dos o más gases en estado puro, por lo tanto presentan diferentes moléculas y composiciones más complejas, estos tienen características distintas todo dependiendo del tipo, ya que estos gases se dividen en tres tipos, los cuales son las mezclas azeotrópicas, las mezclas casi azeotrópicas y las mezclas no azeotrópicas. A continuación te explicaremos más a fondo sobre ellas.

Gases no azeotrópicos o mezclas no azeotrópicas

Este tipo de gas mezcla como dije antes se compone de dos o más tipos de gases puros, lo que diferencia a unos gases mezclas de otros es la temperatura de deslizamiento y de ebullición entre los gases que contiene la mezcla, esto es debido a que cada uno tienen una composición diferente y un efecto de esto es que al momento de una los gases que contiene la mezcla se escapara cada uno a una proporción distinta, esto al generar que la mezcla se vaya perdiendo en partes desiguales va dañando la composición general de la mezcla y haciendo que dicho gas trabaje mal.

Uno de los gases más usados en este tipo de mezcla es el R407 el cual está formado por tres gases distintos los cuales son el R-134a, el R-125 y el R-32, todos en una distinta cantidades, los gases que no son azeotrópicos siempre se tienen que cargar en estado líquido, más adelante te explico la razón.

Gases azeotrópicos o mezclas azeotrópicas

Al igual que el anterior, también pueden estar formado por 2 o más tipos de gases pero como dije, se diferencian por su punto de ebullición y deslizamiento, pero en este caso, al contrario de aquel, en esta mezcla, todos los gases poseen el mismo punto de fusión y deslizamiento, gracias a este tipo de gas, cuando exista una fuga el gas no se perderá de forma diferente cada uno si no que será todo a la vez y mantendría su composición y trabajara de forma correcta.

Otro ejemplo pero esta vez de un gas azeotrópico es el R-502, el cual a pesar de también tener varios gases que mantienen las mismas características pudiendo permitir la carga de este en estado gaseoso a la máquina.

 

Gases casi azeotrópicos o mezclas casi azeotrópicas

Presentan las mismas características de las demás, pero esta a su vez no tiene un punto de deslizamiento y ebullición igual, y tampoco diferente, pero lo tienen muy parecido, haciendo que este tipo de gas tenga un parecido a los gases azeotrópicos en composición. Por lo tanto al momento de una fuga estos se pierden de la misma manera que en las mezclas azeotrópicas. Como siempre te digo, el más utilizado de estos tipos de gases es el R-410, este gracias a las características que posee puede ser usado para cargar un equipo de una manera tanto liquida como gaseosa, aunque al no ser su compuesto 100% igual es mejor recargarla en estado líquido para evitar problemas futuros.

Carga de gases No azeotrópicos y casi azeotrópicos

En los contenedores de estos gases y en el sistema de un aire acondicionado se encontrará el refrigerante de sistema puede estar tanto en forma líquida como gaseosa. Al ser almacenado en un contenedor, este gas su parte liquida cae al fondo de la botella y en la parte final tendremos al mismo refrigerante pero en estado gracioso.

Primero tenemos que saber que mientras la mezcla este en estado líquido su composición será completamente perfecta desde su fabricación, esto no ocurre mientras los gases están en estado gaseoso ya que al momento de que se evaporan a una distinta temperatura este tipo de gas se corrompe, o más simplemente se daña.

Por lo tanto, no se debe cargar el sistema del aire acondicionado con refrigerante en estado gaseoso, si no en líquido, ya que si se usa en el estado gaseoso posiblemente la mezcla que entre a nuestro equipo no será perfecta, lo cual puede afectar al funcionamiento de la unidad.

Carga de gas de gases azeotrópicos

Al contrario de las no azeotrópicas, gracias a su composición, estas pueden ser usadas parar cargar un circuito de aire acondicionado en estado tanto liquido como gaseoso, sin importar nada, incluso cuando vayas a hacer una recarga de un sistema donde hubo una fuga no es necesario que limpies por completo los restos de anteriores cargas que quedaron acumuladas en las tuberías.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *