Receta de Pollo al ajillo con verduras

María Fernandez
María Fernandez

Esta es una receta que te será útil para prepararles a 6 comensales, y si habías pensado preparar algo sabroso y saludable a la vez, esta es una excelente opción. El Pollo Al Ajillo Con Verduras es una receta fácil de hacer y muy deliciosa, y para darle un toque realmente especial, puedes agregarle queso y le dará una excelente combinación en sus sabores y lo convierte en un increíble plato fuerte.

Ingredientes

  • 1 ½ Kg de Pollo troceado
  • 400 g de papas
  • 350 g de calabaza
  • ½ taza de caldo de pollo
  • ¼ de taza de aceite vegetal
  • 20 dientes de ajo sin pelar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de tomillo

Preparación paso a paso

Paso 1: Precalentar el horno

Vamos a preparar esta receta al horno, así que lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno antes de comenzar. Debes dejar el horno a una temperatura de 200 °C.

Paso 2: Papas y calabazas

Las papas son verduras que nacen bajo tierra y, aunque las laves, es muy difícil que las bacterias se salgan completamente. Sin embargo, algunas personas prefieren comer la concha. Nosotros recomendamos pelar la papa. Por otro lado, a diferencia de las papas, las calazas crecen de forma superficial y además tienen una concha sumamente delgada. En este caso, no necesitas pelarlas, pero puedes hacerlo si es de tu preferencia.

Luego que ya estén bien limpias y peladas, es momento de cortarlas en trozos con tamaño grande. Es importante que los trozos de las papas sean proporcionales a los de la calabaza.

Paso 3: Freír

En un sartén o cazuela grande, coloca el aceite y una vez que haya calentado, puedes freír las papas primero. Una vez que hayan dorado, puedes agregar los trozos de calabaza y el pollo. Estos ingredientes se deben agregar luego de las papas, ya que ambos tienen muchísimo líquido.

Paso 4: Sazón

Es momento de darle sazón al pollo, así que ahora debes incorporar los ajos, el zumo de los limones, la sal y el tomillo al gusto. Baja la llama del fuego y remueve de vez en cuando, en el transcurso de 10 minutos.

Paso 5: Pasar al molde

Una vez que hayas cumplido estos pasos, puedes colocar el pollo y todos los vegetales en algún molde refractario u otro tipo de molde que tengas y que pueda entrar al horno. Luego de esto, vierte sobre todos estos ingredientes, el caldo de pollo.

Paso 6: Hornea

Toma una lámina de papel aluminio y cubre el molde refractario para que los sabores se puedan concentrar con el calor. Mételo en el horno durante una hora y revuelve de vez en cuando para evitar que se pegue.

Paso 7: El secreto de la casa

Nuestro secreto es que, al pasar la hora, retiramos el papel aluminio y lo dejamos 20 minutos más en el horno. Con el papel aluminio los sabores se concentran y se cocina por dentro, pero al quitar el papel aluminio, el pollo se va a dorar. Sabrás que el pollo está listo cuando se haya dorado por fuera. ¡Y listo! Tendrás un pollo doradito por fuera y jugosito por dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *