Receta de Pollo al Ajillo en Salsa

María Fernandez
María Fernandez

Por años el pollo al ajillo se ha constituido en un plato tradicional de España, sin embargo, el mismo ha llegado a grandes partes del mundo para invadir paladares con sus exquisitos sabores que a través del tiempo han ido perfeccionando para dar cavidad a nuevas ideas y combinaciones.

A pesar de que ha sido realizado siempre de la misma manera, hoy en día han surgido diversas variaciones de la receta, siendo el pollo al ajillo en salsa una de ellas. No obstante, aunque está basado en la receta principal constituye un plato diferente debido a que entre sus ingredientes se añaden algunos que usualmente no se utilizan en la receta convencional, pero que en este menú forman parte de la salsa característica del plato.

¡Ingredientes! Que necesitamos para preparar el pollo ajillo en salsa

Para cocinar esta receta no es necesario condiciones específicas, ni una época del año en particular. Puedes disfrutarlo en cualquier momento, además es una receta muy accesible para el bolsillo ya que solo utiliza ingredientes comunes, que pueden encontrarse en cualquier supermercado a un bajo costo. A continuación, presento la lista de los ingredientes básicos que necesitas para lograr el éxito de esta exquisitez.

  • pollo entero troceado.
  • vasos de vino blanco de tu preferencia.
  • 6 dientes de ajo grandes.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • 50 gramos de harina de trigo.
  • Sal al gusto.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Tomillo (opcional).
  • Romero (opcional).

Si deseas darle un toque picante a tu preparación, necesitaras 1 chile, también conocido como ají picante.

¿Cómo preparar el pollo al ajillo en salsa?

Paso 1: Preparando el pollo para la cocción.

Para iniciar lo primero que se debe hacer es preparar el pollo, lo cual incluye limpiarlo, quitarle la piel y lavarlo preferiblemente con un poquito de vinagre o limón para quitarle lo baboso, luego debes picarlo en trozos pequeños; si prefieres retírale los huesos para que sea más rápido de cocinar y más rico al comer. Por otro lado, puedes optar por comprar el pollo en la carnicería ya que así ahorraras trabajo extra, porque venden la carne limpia y troceada de una vez.

Paso 2: Sazonando el pollo.

Deja escurrir el pollo para que deseche toda el agua, luego condimenta con la sal, pimienta y otras especies que desees usar, ahora toma unos ajos lávalos, seca y aplasta con todo y concha. La idea es dejarlo un poco triturado, luego pon a calentar el aceite de oliva y fríe los ajos allí mismo, una vez que estén completamente fritos, sácalos y colócalos a parte en un tazón.

Paso 3: Friendo el pollo.

Introduce el pollo en el aceite que se usó para freír los ajos y deja cocinar a fuego lento para que se valla cociendo de adentro hacia afuera; ve dando vueltas a medida que pasa el tiempo para que todos los lados del pollo queden completamente cocinados, si deseas darle el toque picante agrega el ají chirel y algunas especies de tu preferencia como tomillo o romero.

Paso 4: Realizando la salsa.

Cuando termines de freír la carne, retira el aceite sobrante e integra los ajos que se guardaron y añade los 2 vasos de vino blanco, si ves que no es suficiente agrega más vino, este ingrediente es el que formara la salsa del menú.

Paso 5: Terminando la receta.

Deja que el vino se valla consumiendo poco a poco y valla espesando con el zumo que expulsa el pollo por aproximadamente 30 minutos. El tiempo de duración de la cocción va a variar de acuerdo a la cantidad de pollo que estas cocinando, luego agrega la harina de trigo y mezcla con los demás ingredientes, deja unos minutos más, apaga la preparación y disfruta con los tuyos de este magnifico plato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *