Remedio casero para la tos: técnicas de respiración

María Fernandez
María Fernandez

A menudo no pensamos la relación íntima que hay entre nuestro cuerpo y su respiración. Entre cada inhalación y su respectiva exhalación millones de procesos ocurren y permiten la vida. Damos por sentado nuestra respiración y no nos damos cuenta de su infinita importancia, e incluso no nos valemos lo suficiente de ella y todo su potencial en casos que podrían ameritarlo. Una correcta respiración es el componente principal de una buena salud y de una relación armónica con nuestro cuerpo. Porque nuestra respiración tan vital también puede ser sanadora. A veces todo lo que necesitamos es respirar para aliviar lo que  está mal en nosotros. Si necesitamos un remedio casero para la tos que actúe de inmediato podríamos comenzar con nuestra propia respiración para calmarla hasta eliminarla.

Sí, el secreto para nuestra sanación habita en nosotros. Desconocemos cuan restaurador es para el organismo aprender a respirar bien, a ser consciente del modo en que respiramos y usar eso a nuestro favor. Pensemos en la respiración como un remedio casero para la tos, como una fórmula infalible para nuestro bienestar. Concentrémonos en el acto de respirar en sí. Como nuestro cuerpo se contrae al inhalar y luego se expande al exhalar. La tos es un factor negativo contra la respiración ya que trae consigo más dióxido de carbono del que botamos. Dejemos que sea la propia respiración quien la deseche del cuerpo.

Que la respiración sea nuestro centro de conexión con cada una de las partes de nuestro cuerpo. Imaginemos que el aire que inunda nuestro cuerpo se concentra en nuestra garganta para expulsar la tos. Pongamos los dedos pulgares en nuestra garganta. Cada vez que nos de gana de toser inhalemos profundo y luego exhalemos presionando levemente la garganta. Que la respiración sea nuestro remedio casero para la tos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *