Remedios caseros para la tos: La cebolla morada

María Fernandez
María Fernandez

Dentro de nuestra cocina no solo deberíamos encontrar los alimentos de consumo diario que preparamos, sino también un conjunto de ingredientes cuya función sea doble: comestible y al mismo tiempo sanadora. Para hacer un buen remedio casero para la tos a veces solo necesitamos uno o dos ingredientes que ya tenemos en nuestra cocina. Las posibilidades son variadas, con muy poco se pueden cumplir los objetivos de ingerir un remedio casero para la tos que sea rápido y efectivo, sin necesidad de consumir jarabes para la tos, bien sea porque se nos haya acabado o prefiramos un tratamiento mucho más natural.

Un ingrediente que nunca falta en nuestra cocina es la cebolla, pero si queremos valernos de un remedio casero para la tos cuyo efecto sea inmediato recomendamos particularmente el uso de la cebolla roja. La cebolla, cuyo nombre científico es allium cepa,  es clasificada como planta herbácea bienal y se distingue por su bulbo compuesto de células. De alto valor nutritivo su presencia en la cocina es infaltable como condimento perfecto para cualquier tipo de platillo, principalmente salados. También posee propiedades curativas contra el reumatismo y la gota. Particularmente la cebolla roja, muy popular en Latinoamérica, es la más recomendable como remedio casero para la tos, fácilmente reconocible por su color purpureo y su carne blanca con visos rojizos. A una temperatura media y sin refrigerar puede mantenerse hasta 3 meses.

Como remedio casero para la tos la cebolla roja por sí sola es efectiva si la picas en pedacitos y te comes unos cuantos trozos. Pero teniendo en cuenta que no es tan agradable comer la cebolla sola, se recomienda echarle miel al gusto, sobretodo porque la miel como ingrediente refuerza su efecto para cualquier remedio casero para la tos. Acompáñala con refresco de cola y adiós tos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *