Sistema Inmunológico

María Fernandez
María Fernandez

Son nuestros procesos biológicos que nos protege de enfermedades identificando una gran variedad de células,virus y parásitos, es decir que no integren nuestra escritura biológica.

De una manera sencilla el sistema inmunológico  es algo con lo que nacemos y se va adaptando a medida que crecemos al medio; sus elementos mas sobresalientes los órganos linfoides como el bazo, el timo, las amígdalas, son las mucosas, las adenoides, la piel, los ganglios linfáticos, proteínas que están presentes en la sangre

Las células del sistema inmunológico eluden las infecciones vigilando todos los sitios por donde pueden penetrar los microbios: la piel, la nariz, los ojos, los oídos, la boca, la piel, la vagina, el ano y la uretra. Por eso tenemos defensas en todas partes del cuerpo; algunas células del sistema inmunológico se encargan en aniquilar microbios. Posteriormente cuando salen de la médula ósea, varios linfocitos van a los tejidos de otros sistemas y aparatos aniquilar las células que se enferman. Una variedad de linfocitos producen componentes contra los microbios, llamados anticuerpos.

Cuando los gérmenes consiguen penetrar y se reproducen, se fomenta una infección. Al momento, cuando entran, no crean ninguna molestia. Por ejemplo, si a ti no te ha dado varicela y visitas a una persona que la tenga, ese día el virus penetra a tu cuerpo y empieza a multiplicarse. Durante un tiempo que puede ser entre 10 días y tres semanas vas a sentirte bien. A pesar que tú te sientas bien, puedes contagiar a otros.

Nuestro motor de vida es tener un sistema inmunológico fuerte y sano. Por eso mantener una alimentación balanceada, tomar vitaminas, una higiene general adecuada, evitar el estrés, evita los cambios de climáticos drásticos, y si tienes un sistema inmunológico debilitado consulta con tu especialista para que te oriente que debes hacer para fortalecerlo.

Como cuidar el sistema inmunológico con vitaminas

La nutrición es una parte esencial para mantener fuerte nuestro sistema inmunológico, Asegúrate d e que tu dieta este llena de frutas y verduras pero eso no es todo lo que puedes hacer. Tienes que darle a tu cuerpo la nutrición que necesita para combatir todos los virus y bacterias que atacan. Éstos son algunos nutrientes que te ayudarán.

Vitamina C: es perfecta para pelear con los resfriados ella es esencial para la evolución y el desarrollo del organismo por lo que debería estar presente en nuestra dieta diaria el cuerpo humano no produce vitamina c por si solo así que debemos consumirla a través de frutas y verduras y tomando una dosis recomendada de 2000 mg.

Vitamina A: es importante para el sistema inmunológico ella establece el primer muro del cuerpo contra las posibles baterías, ella desempeña un papel estelar para diferenciar los linfocitos, glóbulos Blancos que ejercen un desempeño en el juego de la inmunidad. La dosis recomendad es una capsula diaria de 1000mg.

El zinc y el selenio lo podemos encontrar en alimentos pero cuando los preparamos perdemos una gran cantidad de este nutriente por consiguiente es importante consumirlo en capsulas una por día no mayor a 40mg. El es el encargado de mantener el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico saludable,  ayuda a la fertilización, uñas, cabellos y huesos entre otros muchos beneficios.

Vitamina D: la podemos llamar la vitamina de nuestros huesos y modulador del sistema inmunológico. La contiene muy pocos alimentos el cuerpo la produce cuando se expone al sol por eso que cuando nacemos los especialistas recomienda poner al lactante a llevar sol, la dosis recomendad esta entre 400 a 600 mg diarios para adultos.

En conclusión hay que mantener una dieta balanceada que incluya todos los elementos alimenticios con la cantidad necesaria de vitamina y no sometas a tu cuerpo a los extremos como el alcohol, tabaco y cafeína así  fortalecerás tu sistema inmunológico.

Alimentos refuerzan tu sistema inmunológico

En el mundo existen muchos alimentos que nos ofrecen un sin fin de vitaminas y proteínas contribuyendo a la mejorar nuestro sistema inmunológico para llevar un vida saludable y plena . Te daremos a conocer algunos alimentos que ayudar a fortalecer tus defensas contra muchas bacterias y virus que podes encontrar en nuestras vidas.

Moluscos: los moluscos nos ofrecen zinc un componente esencial  para las células que se encargan de defender nuestro cuerpo ante muchas enfermedades. Peor siempre y cuando con no excederse con más de lo adecuado.

Yogurt: aunque esta bebida tiene sus propias bacterias, es muy recomendable en la dieta de una persona ya que contiene prebióticos, que se encargan de regular nuestro sistema inmune incluso pueden prevenir infecciones vaginales.

Legumbres: al igual que muchas carnes este alimento nos ofrece zinc que como ya sabemos, beneficia a los glóbulos blancos, además de brindar vitamina B6 y vitamina C.

Hongos: este alimento que se encuentra en cualquier parte del mundo nos ofrece betagluacanos que también ayuda a los glóbulos blancos que muchas veces atacan virus, además ayudan a prevenir la infecciones producidas por bacterias.

El ajo: este alimento según muchos estudios ofrecen propiedades que combaten a infecciones producidos por virus o bacterias. Incluso se puede decir que ayudan con la prevención del cáncer y gastritis provocados por las ulceras.

Frutas cítricas: cuando decimos frutas cítricas nos referimos a los limones,  mandarinas, naranjas todo los alimentos que contengan abundante vitamina C, disminuyendo la posibilidad de contraer enfermedades producidas por el resfrió.

Calabaza: esta verdura que no gusta a muchos es rica en nutrientes para beneficio para los glóbulos blancos e incluso es abundante en vitamina A y es una apuesta para combatir la gripe en vacunas con esta sustancia. Te recomiendo que la comas al estilo mazamorra o crema.

Como reforzar nuestro Sistema Inmunológico

Como se sabe el sistema inmunológico es un mecanismo que nos permite que nuestro cuerpo se mantenga libre de enfermedades, Por esa razón reforzar nuestro sistema inmunológico es de suma importancia .Mediante este pequeño articulo te ayudaremos reforzar tu sistema defensivo contra bacterias e infecciones que podemos encontrar en charcos de agua, insectos, comidas, trasmisión sexual y aunque parezca imposible en el mismo aire.

Toma vitaminas y otro suplementos según los estudios realizados alterar la incorporación de células en nuestro cuerpo puede ser muy perjudicial. Por esa razón cuidar tu salud está en primer lugar antes de decidir que vitaminas tomas o comer, el zinc es el componente importante para los glóbulos blancos. Asegúrate de consumir suficiente cobre que puedes encontrar en las cereales y verduras verdes.

Realizar mucho ejercicio: Trata de mantener tu cuerpo en constante movimiento y para vivir saludable los ejercicios son la mejor alternativa, si no puedes salir de casa puedes practicar yoga o meditación, pero si tienes la oportunidad de escribirte en un gimnasio no estaría para nada mal. Trata de mantener en forma con una alimentación balanceada.

Maneja el estrés: La fatiga es producida por el estrés y que en la mayoría de los casos pueden alterar tu sistema inmunológico con enfermedades psicológicas. Y que es muchos casos es la raíz para una grave enfermedad conocida como el Mal de Alzheimer.

Cuida tu peso: Si eres una persona un poco subida de peso o delgada tienes que mantener ese peso hasta que un medico te recomiende que es lo mejor, alterar tu organismo puede ser muy perjudicial.

Deja de fumar y beber : Está científicamente comprobado que las bebidas alcohólicas y el cigarro es el causante de la muerte de muchas células en nuestro cuerpo, por esa razón tienes que moderarte si vas a consumir esos productos y no exceder de su consumo.

Las alergias

En la actualidad existen muchas alteraciones alergólogas, se pueden crear cuando el sistema inmunológico identifica a los antígenos del entorno. Los componentes que producen dicha acometida se llaman alérgenos. La barrera inmune puede reflejar estornudos, ojos llorosos, hinchazón, y anafilaxia que simboliza una amenaza de vida. Los antihistamínicos pueden aliviar la mayor parte de los síntomas.

Las alteraciones alergólogas incluyen:

  • Alergias: Existen diversos tipos que pueden afectar a todos. Las alergias a toxinas (como a las picaduras de insectos) medio ambiente donde podríamos mencionar a los ácaros, las alergias transitorias como la rinitis alérgica, las alergias a medicinas como (reacción a un fármaco o medicamento), las alergias a alimentos (como a los mariscos) estas son las enfermedades que  comúnmente llaman “alergias”.
  • Eczema: Es una urticaria que provoca escozor, conocida como dermatitis atópica. Cuando la dermatitis atópica no específicamente se produce por una reacción alérgica.
  • Asma: Se compone por un trastorno respiratorio que  produce inconvenientes  para respirar. Habitualmente, conlleva a una reacción alérgica en los pulmones.  los pulmones son sensibles a determinados alérgenos como los (acaros del polvo, el polen, el moho,  la caspa de los animales), se puede producir que se reduzcan las vías respiratorias de los pulmones, lo cual no permite que el flujo de aire  circule y dificulta la respiración.

Cuando pensamos que padecemos de alguna alergia busca la opinión por un especialista, que determinara  mediante el examen físico y las pruebas realizadas que pueden ayudar al diagnóstico son:

  • Medición del IGE total
  • Rast
  • Recuentos de Eosinofilos
  • Pruebas cutáneas de alergias
  • Pruebas de Parche
  • Pruebas de Reto

Estas pruebas son normalmente seguras, pueden producir molestia local como picazón, una leve hinchazón mínima o un pequeño dolor. Estas pruebas pueden realizarse desde que nacemos hasta cualquier edad y así podremos determinar cuáles son las que afectan al sistema inmunológico.

El sistema inmunológico y la piel

¿Te preguntaras sistema inmunológico y piel? La piel es el órgano que ocupa el 100% del cuerpo y por si sola combate diariamente a los rayos UV por ejemplo ella actúa como cerca para que las baterías no accedan produciendo respuestas rápidas a los microrganismos; la resistencia natural del huésped puede modificarse por edad, estrés y dieta definiendo así como actúa nuestro sistema inmunológico.

La piel está compuesta por varias capas que son la epidermis, dermis e hipodermis; En las capas superiores se encuentran células varias,  muchas se reproducen y finalizan en el mismo sitio, con diferencia de otras que se reproducen fuera de la piel luego se trasladan mutan y finalizan.

Cuando la proteína conocida como antígenos entra en contacto con las células del sistema inmunológico, estas células producen proteínas conocida como anticuerpos que se ajustan alrededor del antígeno invasor de una manera única. La combinación anticuerpo-antígeno es reconocida por otras células dentro de la familia del sistema inmune, que luego se mueven y destruyen al intruso.

Algunas de las enfermedades más comunes de la piel cuando afectan al  sistema inmunológico son:

Epidermis: vitíligo, dermatitis atópica, psoriasis,

Dermis e Hipodermis: Granulomatosis, angioedemas Esclerodermia,

Para comprender el proceso de motivación del sistema inmunológico por varios microorganismos impulsara a revelar nuevos componentes que inciten la respuesta inmune. Así podemos incluir vacunas y medicamentos para impulsar su efecto.

El cuidado de la piel es algo que debemos hacer diariamente manteniendo libre de gérmenes, podremos evitar encubar baterías que desencadenen enfermedades que afecten nuestra salud ya que este tipo de enfermedades tienden a propagarse de una manera invasiva por áreas no infectadas.

Tips para una piel más sana

  • Usar jabones neutro
  • Usar protector solar
  • Hidratar con cremas dermatológicas comprobadas

Siempre que encuentres algo extraño en tu piel acude directo al especialista.

Defiende tu sistema inmunológico

El sistema inmunológico es nuestro escudo de protecci ón contra todo tipo de baterías y microorganismos  actuando como defensor de cualquier célula nociva para la salud. Para realizar su tarea eficazmente el segrega lo que conocemos como anticuerpos que se encargan de eliminar factores internos como externos que afectan nuestro sistema inmunológico.

  1. Lo saludable está de moda. Un gran porcentaje de personas no se toman enserio su salud hasta que no se afectados por una enfermedad no esperes consume alimentos saludables que impulsen el motor de tu vida.
  • Los cítricos como las mandarinas, las fresas, las naranjas, y los tomates contienen vitamina C, la cual ayuda a proteger tu sistema inmunológico.
  • Consume salmón, pavo, pollo y otros tipos de carnes magras.
  1. No dejes de ejercítate. realizar ejercicios cambia tu salud de una manera significativa activando la función cardiovascular y reduce en gran escala la posibilidad de contraer ciertas enfermedades. El ejercicio ayuda a expulsar secreciones del cuerpo que son dañinas.
  2. combate tu estrés. Cuando hablamos de estrés no solo nos referimos a las emociones, también afecta nuestra parte físicas. El estrés extremo puede incurrir negativamente a tu sistema inmunológico.
  3. Tu higiene. La higiene no es solo oler bien. Es cuidar del aseo por completo de cabeza a pies ya que de ello depender mantener nuestra barrera inicial libre de microbios y así podremos reforzar nuestro sistema inmunológico.
  • Lávate las manos.
  • Báñate a diario
  • Cepilla tus dientes

Ríndete a los brazos de Morfeo. Tienes que dormir de seis a ocho horas por día. Dormir lo suficiente regenera las células y por lo tanto es necesario si quieres mantener un sistema inmunológico saludable. A parte la hora del sueño es donde más estrés libera y recargas nuevamente las baterías para comenzar un día llenos de vitalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *