Torneos de Poker

María Fernandez
María Fernandez

Generalmente, cuando un jugador promedio o amateur, interviene en una partida de póker, su intervención encuentra el final, una vez que se ha jugado suficiente y se decide cortar, cada uno paga o cobra lo que le corresponda, los participantes se saludan y el juego se termina hasta la próxima sesión.

Sin embargo, existe otro tipo de juego (más allá de que sea Texas, Omaha o 7 Cards Stud) en el que la emoción se prolonga mucho más y se dan instancias de juego verdaderamente importantes no solo por el honor que se pone en juego sino también por la importante y relevante suma de premios en metálico que se le otorgan al ganador total.

Ésta modalidad de juego son los torneos, en los que se dan diversas etapas de carácter clasificatorio-eliminatorio donde los premios, como decíamos, son de una suma verdaderamente interesante.

Los torneos, hoy en día representan un verdadero punto de alta atención para todo el mundo que rodea a éste genial juego de azar, debido a que concentran una gran cantidad de los jugadores más importantes del globo.

Vale destacar que los torneos de póker, a diferencia de tiempos anteriores, no son exclusiva propiedad de los casinos reales, ya que hoy en día los casinos en línea, presentan torneos de gran importancia con premios, como decíamos sinceramente increíbles.

Todos los días son más y más los jugadores que alentados por los premios y el prestigio de participar en éstos grandes torneos, se acercan a ellos con la intención de inyectarle a su vida una tremenda dosis de emoción y una buena chance de ganar grandes sumas de dinero.

De todos modos, son dos los torneos más importantes en éste respecto, ambos pertenecientes al mundo de los casinos reales, éstos son: el WSOP (World Series of Póker), torneo que cuenta con la cobertura de televisiva de una de las más importantes cadenas deportivas del mundo y ha llegado a otorgar, en recientes entregas, nada menos que 7 millones de dólares en premios.

Y el WPT (World Póker Tour), que es un torneo por demás singular, ya que ha llegado a convertirse en el segundo más importante de todos los tiempos al cabo de tan solo 7 años de realización. El WPT se viene organizando de la mano del afamado empresario de apellido Lipscomb quien ofrece al afortunado y hábil ganador de su certamen la impactante suma de 3 millones de dólares en premios, habiendo sido David Chu, el último gran jugador en quedarse con el título.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *