Una natilla refrescante realizada con mango

María Fernandez
María Fernandez

Una natilla refrescante realizada con mango

El mago es una fruta tropical, común para algunos países y exótica para otros, su sabor entre dulce y ácido la hace una de las frutas más indicadas para la realización de espectaculares recetas, es por ello que en este post te enseñaremos una natilla muy particular, pero con el mango entre sus ingredientes.

Además de que el mango es una fruta que engloba sabores particulares, se puede decir que es muy refrescante. Cabes destacar que, si eres de las personas que no les gusta el mango, también puedes hacer esta receta con otras frutas como los melocotones, frambuesas, limón entre otras.

Entonces ¿Te animas a probar esta receta? Conoce los deliciosos sabores sutiles y frescos que aporta el mango, a través de esta receta; y si le agregamos un poco de canela y una hojita de hierbabuena, aún más novedoso y refrescante se tornará este postre.

Receta de la natilla de mango

Este postre se preparará en base a una ración aproximada para 6 personas.

Ingredientes a utilizar.

  • 4 yemas de huevo.
  • 1 taza de azúcar refinada.
  • 1 litro de leche completa.
  • 2 cucharadas grandes de harina de trigo.
  • corteza de un limón.
  • 1 vina de vainilla o en su defecto esencia.
  • 2 mangos.
  • Canela (opcional).
  • Una hojita de hierba buena (opcional).

Modo de preparación

  1. Para iniciar con la receta hecha el litro de leche dentro de una olla y colócala sobre una estufa. Agregarle un poquito de vainilla y ralladura de piel de limón. Algunas personas solo le colocan uno de los dos ingredientes, y otras ambos, esto va a criterio propio de la persona; a la leche igualmente agrega la taza de azúcar refinada y espera que comience a hervir.
  2. Por otro lado, se colocan las yemas de los huevos en un bol y se baten tanto como se pueda, procurando que la mezcla quede espumosa.
  3. Añade las dos cucharas de harina de trigo o en su defecto maicena, deja reposar por unos minutos mientras realizas el siguiente paso.
  4. Toma los mangos, retírales la piel y córtalos en trozos pequeños, colócalos en una olla con un poco de agua por unos 10 min aproximadamente con el fin de realizar la compota que se incluirá a la natilla, una vez que el tiempo haya transcurrido colócalos en la licuadora y bátelos hasta lograr un puré.
  5. Para finalizar, termina uniendo las mezclas que has realizado y conforma tu deliciosa natilla.

Para esto baja la llama de la leche y ve agregando poco a poco la mezcla del huevo con la harina, ten en cuenta ir batiendo fuerte mientras vas uniendo ambas mezclas para evitar que los ingredientes formen bolitas o grumos dentro de la receta.

Al cabo de unos minutos cuando notes que ya comienza a hervir nuevamente, retira del fuego y procede a agregar el puré de mango de la misma manera que añadiste las yemas de huevo, lentamente y moviendo bien la mezcla.

Al final podrás notar que la natilla se torna espesa y con una consistencia más gruesa, Llena los vasitos y colócalos en la nevera para que se enfríen totalmente, si lo deseas puedes colocarle una hojita de hierba buena o espolvorearle un poquito de canela antes de consumir.

Recomendación

A la hora de elegir el mango para la preparación, procura que este no sea de la familia del “mango hilacha” ya que el mismo contiene ramificación que denominamos “pelos”, que pueden hacer de tu receta un caos, ya que, al momento de cocinar se desprenden y no son procesadas por la licuadora, de manera que quedan intactos y al momento de consumir, puedes tener la desagradable sensación de hilos que no se desintegran en tu boca.

¡Sigue nuestros consejos y disfruta de la mejor natilla de mango!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *