Como Plantar Lavanda en Casa


Cultivar Lavanda en Casa

La lavanda siempre ha detallado la belleza al jardín. Algunas veces es difícil cultivarla fuera, así que ¿por qué no tratar el cultivo en casa? La lavanda también tiene muchos usos como el tratamiento de buserías o para la producción de aceite, así que déjate de experimentar con ella para que prefunda tus encantos sobre la vida en casa. Estos son algunos pasos básicos para poder cultivar lavanda en casa:

1. Elige un lugar adecuado para cultivar la lavanda

Es importante elegir un lugar adecuado para cultivar la lavanda. Necesita algún lugar donde reciba abundante luz del sol. El lugar adecuado debe ser bien ventilado y sin ocultarlo de la luz del sol. Cuando la lavanda recibe demasiada sombra, tendrá menos floración.

2. Compra tus semillas

Una vez elegido el lugar correcto, haz una visita a la tienda para comprar las semillas de la lavanda. Asegúrate de encontrar las semillas de la planta que deseas cultivar. Luego, continúa con el resto de los pasos de preparación para el cultivo de lavanda.

3. Prepara el suelo

El siguiente paso es preparar el suelo para la lavanda. Debería tener bien drenado y tener un pH entre 6 y 8. Asegúrate de mezclar un buen abono o fertilizante orgánico en el suelo para ayudar a la lavande a crecer. Esto también reducirá la cantidad de agua que necesita.

LEER   Como Ver Las Historias De Snapchat De Tus Amigos

4. Siembra tus semillas

Una vez que el suelo está preparado, es el momento de sembrar tus semillas. Coloca las semillas en algunas celdillas apartadas. Para germinar, las temperaturas deben ser diferentes entre día y noche. Por lo tanto, la temperatura adecuada para germinar una semilla de lavanda es entre 10 y 20 grados.

5. Cuida de tu lavanda

Ahora que has plantado tus semillas, es importante que cuides de tu lavanda para que pueda crecer con éxito. Asegúrate de regar tus plantas cada semana. Las plantas necesitan también luz del sol para desarrollarse con éxito. Así que trata de exponerlas al sol por lo menos durante 6 horas al día.

6. Cosecha y disfruta

La lavanda tarda algunos meses en florecer y desarrollarse completamente. Una vez que está lista para la cosecha, puedes cosechar sus flores para usarlas en cosméticos, para aromatizar algunos aceites o incluso como decoración. Finalmente, cosecha tus flores y disfruta el culto de la lavanda.

¿Cómo se siembra la lavanda en casa?

Simplemente colocamos la mezcla de semillas en la superficie de la tierra y la cubrimos con tierra. La siembra debe tener lugar en la superficie. Si usted planta semillas de lavanda de 2 pulgadas (5 cm) de profundidad, es muy probable que no germinen.

Luego, se necesita mantener la tierra húmeda cubriendo con una ligera capa de tierra húmeda y riego regularmente con agua tibia para ayudar a las semillas a germinar. La lavanda generalmente germina en 2 a 4 semanas. Después de la germinación, es importante manejar la lavanda con cuidado y tratar de no perturbar el suelo para evitar dañar las raíces jóvenes.

LEER   Como Subir La Frecuencia Cardiaca Naturalmente

¿Qué necesita la lavanda para crecer?

Para crecer y desarrollarse adecuadamente, la lavanda necesita un sustrato alcalino (con un pH elevado). La lavanda necesita espacio para crecer y estar lozana, por lo que es muy importante que no plantes varias lavandas demasiado cerca unas de otras, sino que permitas que haya circulación de aire.

Cómo plantar lavanda en casa

Recolección de semillas

  • Recolectar las semillas de lavanda es la mejor manera de preparar un nuevo y saludable macizo de flores.
  • Se pueden conseguir semillas de la mayoría de tiendas de jardinería o bien en la páginas web dedicadas a la venta de semillas.
  • Al comprar semillas de lavanda, hay que asegurarse de que son semillas frescas y que las fechas de fabricación y de vencimiento aún están vigentes.

Preparación del sustrato

  • El mejor sitio para plantar la lavanda es un lugar bien soleado y con drenaje.
  • Después de preparar el lugar donde se plantará la lavanda, se debe enriquecer el sustrato con tierra común y orgánica y mezclar unas cuantas cucharas de gravilla para un mejor drenaje de agua.

Plantado de las semillas

  • Antes de plantar las semillas de lavanda debe remojarse durante una noche para facilitar la germinación.
  • Una vez hidratadas, es hora de colocarlas juntas con una distancia de unos 25 cm entre ellas y con una profundidad de entre 0.5 y 1 cm.
  • Es muy importante cubrir las semillas con la misma tierra con la que fue mezclada la gravilla para que germinen bien.

Cuidado de la tierra

  • Una vez plantadas las semillas, las lavandas necesitan una alimentación que les permita tener un buen crecimiento.
  • Para ello se debe aplicar un fertilizante de mezcla orgánica cada tres meses durante los primeros 12 meses.
  • Cuando los brotes emergen, hay que cuidar que el suelo no se seque mucho pues la lavanda se puede deshidratar y morir.

Cosecha

  • Para obtener la mejor flor de lavanda posible, es aconsejable cosecharla por el día preferiblemente al atardecer junto con unas tijeras para recortarla.
  • Es mejor hacerlo cuando las primeras flores estén abiertas.
  • La cosecha se puede usar para crear aceite essencial o para elaborar cosméticos caseros.

Plantar lavanda en casa es un proceso relativamente sencillo que con estas sencillas recomendaciones garantizará una bonita experiencia y los mejores requisitos para obtener una espectacular floración.