Como Hacer Germinar Una Semilla De Durazno


Germinar Una Semilla De Durazno

Germinar una semilla de durazno no es una tarea difícil, pero requiere un poco de tiempo. Con los pasos adecuados, deberías tener un árbol de durazno lleno de frutos sanos en unos pocos años.

Reune todos los materiales necesarios

Recoge una semilla de durazno bien madura. Debes también recoger un recipiente para plantar, sustrato para plantas, arenilla y una taza de yeso.

Prepara el terreno

Mezcla los materiales de plantación de acuerdo a las recomendaciones del fabricante. Luego coloca una capa de arena en el fondo del recipiente para asentarlo. Finalmente, llena el recipiente hasta la mitad con el sustrato.

Sembrar la semilla

Elige cuidadosamente donde plantar la semilla de durazno. Encontrar un buen lugar es la clave para conseguir frutas sazonadas durante todo el año. Espera a que el terreno se ablande antes de insertar la semilla.

Regar la siembra

Utiliza agua tibia para regar la semilla. Procura que la tierra esté bien húmeda durante todo el proceso de germinación. Si el terreno se seca demasiado pronto, el resultado será un árbol frutal débil y poco productivo.

Agrege yeso a la tierra

Para evitar la compasión del terreno añade un poco de yeso. Esto ayudará a suavizar la tierra, además de agregar nutrientes al suelo.

LEER   Como Hacer a Bob Esponja

Regar Constantemente

Una vez que la semilla haya comenzado a germinar, es necesario mantenerla regada con regularidad. Esto asegurará que el árbol ostente una buena vegetación y flores saludables cada año.

Cuidar del árbol adecuadamente

Una vez que el árbol comience a crecer, debes asegurarte de que esté recibiendo los cuidados necesarios. Esto incluye:

  • Aplicar fertilizante y abonar la tierra con regularidad
  • Podar con el fin de controlar su crecimiento
  • Mantener la tierra libre de malezas
  • Prevenir el daño por enfermedades

Siguiendo estos sencillos pasos, tendrás un árbol de durazno con frutas maduras y nutritivas durante todo el año.

¿Cómo hacer germinar una semilla de durazno rápido?

Coge unos alicates o un martillo para, con cuidado, romper el hueso y extraer la semilla de su interior sin dañarla. Una vez tengas la semilla o semillas, ponlas a remojo en un vaso de agua durante un día completo. Notarás cómo en 24 horas estas ganarán mucho volumen al hidratarse.

Cómo hacer germinar una semilla de durazno

Hacer germinar una semilla de durazno es una actividad interesante y divertida para toda la familia. A continuación se explicarán los pasos necesarios para llevar a cabo este proceso.

Primero paso

Para comenzar el proceso de germinación debemos escoger una semilla de durazno madura y seca. Una vez elegida, se debe retirar la parte superior de la cáscara. Esto se puede lograr rascando la parte superior con un palillo o con un objeto romo como una cuchara.

Segundo paso

Una vez que el durazno esté listo se debe colocar en un recipiente con agua tibia. El agua debe cubrir la semilla por completo y debe cambiarse cada vez que esté turbia y/o llena de suciedad.

Tercer paso

En este punto se debe esperar a que la semilla comience su proceso de germinación. Esto sucederá entre los 5 y los 10 días, aproximadamente. Mientras tanto el recipiente con la semilla debe mantenerse en un lugar con luz indirecta y con temperaturas cálidas.

Cuarto paso

Una vez que los primeros brotes aparezcan, la semilla se debe trasplantar a un contenedor con tierra. Las semillas de durazno necesitan un buen drenaje para su comodidad. Para ello hay que mezclar la tierra con arena y mezclarla con la tierra antibactericida.

Quinto paso

Es el momento de regar la semilla. Esto se debe hacer con una regadera para que el agua llegue profundamente. El riego debe hacerse con frecuencia y el sustrato debe mantenerse levemente húmedo. La planta debe recibir sol directo durante determinadas horas al día.

Sexto paso

Cuando la planta empiece a desarrollarse, los cultivos se deben alimentar con nutrientes. Esto se logra con un abono orgánico que se debe aplicar alrededor de la planta. Se debe procurar que la planta tenga siempre un sol adecuado y se la debe regar de forma regular.

Séptimo paso

Es el momento de cuidar la planta. Con ello hay que vigilar que no sufra los ataques de plagas y enfermedades. Los hongos en la tierra se pueden controlar con agua oxigenada. Se deben respetar los intervalos de tiempo que hay entre riegos y evitar que los rayos solares lleguen directamente al durazno.

Octavo paso

Una vez la planta sea adulta se debe realizar un cuidado adecuado para su óptimo rendimiento. Esto se puede lograr a través de los siguientes pasos:

  • Asegurarse de que tiene un buen drenaje.
  • Cambiar de tierra con regularidad.
  • Regar la planta con moderación.
  • No usar pesticidas ni productos químicos.

Hacer germinar una semilla de durazno es una tarea sencilla, que puede ser llevada a cabo con éxito si se profundiza un poco en la materia. El resultado de este proceso es gratificante y la planta nos regalará sus frutos con cada una de sus flores.