Como Limpiar Las Monedas Antiguas Sin Dañarlas


Cómo Limpiar Monedas Antiguas Sin Dañarlas

Las monedas antiguas son un coleccionable muy valorado, así que debemos tener cuidado al limpiarlas para no dañarlas. A continuación, algunos consejos prácticos para que sepas cómo limpiar monedas antiguas sin dañarlas.

1. Desengrase

Lo primero que debemos hacer es una limpieza básica; para ello remojaremos la moneda en agua jabonosa para eliminar los restos de aceites y grasas.

2. Ácido

Una vez desengrasada, lavamos bien con agua para eliminar los restos de jabón y procedemos con un desengrase químico con un ácido adecuado para la moneda en cuestión. Para saber qué ácido debemos usar hay que buscar información específica en internet.

3. Pulido

  • Usa una lana de acero para eliminar los restos de ácido y suavizar su superficie.
  • Usa una lana de alambre para las mejillas para eliminar las impurezas más pequeñas.
  • Por último, realiza un suave pulido con un trapo suave para eliminar los últimos restos, dar brillo y devolver la luz al metal de la moneda.

4. Acabado

Para acabar, usaremos un producto protector (vaselina líquida) para proteger las monedas de la intemperie.

Y así, has aprendido cómo limpiar monedas antiguas sin dañarlas.

¿Cómo aclarar las monedas?

Las monedas de plata pueden limpiarse ya sea con agua destilada y jabón; o bien, con jugo de limón o alternativamente vinagre blanco. El agua enjabonada tibia es efectiva en casi todas las monedas que no son de plata. Los cepillos de dientes son muy útiles para frotar suavemente las monedas. Las monedas de cobre tienen mejor resultado con vinagre blanco diluido y frotado suavemente. Esta mezcla funciona mejor en monedas con mucho oxido. Las monedas de oro no son frecuentes y se deben limpiar con un jabón suave y mucha paciencia. El uso excesivo de productos químicos o productos abrasivos, como alcohol isopropílico, puede dañar la superficie de la moneda. Por favor, siga siempre las instrucciones de los productos químicos para su limpieza más segura.

¿Cómo quitar el color negro de las monedas?

En un recipiente de plástico pondremos agua destilada, (nunca del grifo) y la dejaremos sobre 2 horas y conseguiremos que la suciedad pase de la moneda al agua. Después la sacaremos y la secaremos con un paño suave de algodón. Si aún así el color de las monedas sigue siendo negro, la podemos Frotar suavemente con una pasta de dientes.

¿Cómo limpiar monedas oxidadas con bicarbonato?

En un recipiente coloca media cucharadita de bicarbonato de sodio, junto con medio limón. Remueve e ingresa las monedas que desees dejar reluciendo. Para obtener resultados más rápidos, añade una cucharadita de vinagre blanco. Deja que remoje entre 5 a 10 minutos y listo. Luego, retira con una esponja blanda para eliminar el exceso de bicarbonato. Finalmente, enjuaga con abundante agua.

¿Cómo se limpian las monedas viejas?

Lo más recomendable, en su caso, es lavar ligeramente las monedas con agua jabonosa (sin pulir), enjuagar y, por último, darles un ligero baño de acetona para secarlas completamente. Este procedimiento puede usarse en general con todos los metales, con excepción del cobre que podría sufrir alguna oxidación. Si la moneda, a pesar de seguir este proceso, contiene alguna mancha difícil de quitar, lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas de metal, pero con sumo cuidado para no arañar el lado superior de la moneda.

Cómo Limpiar Monedas Antiguas Sin Dañarlas

Paso 1: Limpieza Suave

Es importante que primero limpie sus monedas usando los productos correctos para evitar dañarlas. Los siguientes son buenas opciones para limpiar métodos suaves:

  • Agua tibia con un poco de detergente para lavar platos
  • Agua jabonosa suave
  • Agua con una pequeña cantidad de amoníaco

Paso 2: Aplique la solución

Una vez que seleccione su método de limpieza suave, aplique una pequeña cantidad de la solución a una almohadilla de algodón o paño suave. A continuación, frotar la moneda con el paño humedecido, usando un movimiento circular. No presione demasiado: el contacto de la almohadilla de algodón con la moneda debe ser ligera.

Paso 3: Enjuague y seque

Enjuague la moneda con agua tibia/ fría para eliminar toda la suciedad. Después, séquela con un paño suave sin fibras. No us̩e un paño con borlas, ya que esto aumentaría el riesgo de dañar la moneda.

Paso 4: Mantenimiento Regular

Cada cierto tiempo haga una limpieza suave según estas instrucciones. Desconcete que limpie su moneda demasiado provocará corrosión y la deteriorará.

Conclusión

Cada moneda es única, así que es importante encontrar el método de limpieza adecuado para la moneda en particular. El enfoque descrito aquí es generalmente útil para limpiar monedas antiguas sin dañar su valor. Al seguir los pasos anteriores cuidadosamente, puede proteger las monedas antiguas para que se conserven por años futuros.

LEER   Como Hacer Graficas en Word 2013